Restaurante Oak (Ghent)

Este  año me tocaba cumplir 46 años, madre mía ya son unos cuantos… pero como siempre digo, el mejor regalo que nos puede dar la vida es cumplir  un año mas con salud rodeada de la gente a la que queremos. Así que me siento muy afortunada por poder celebrar mi cumpleaños! Este va a ser un año muy muy especial. Me he tomado un año de excedencia en el trabajo y vamos a volver a vivir en España. El tiempo dirá si hemos tomado la buena decisión pero estoy contenta de haber tenido el coraje de hacer este cambio porque cuando uno esta acomodado y tiene una buena calidad de vida a veces no se siente con fuerza de buscar algo mejor pero nuestro corazón nos pedía intentarlo y en eso estamos.

El día de mi cumpleaños Sergio me invitó a un maravilloso restaurante en Ghent, se llama OAK.  Antes de comer dimos un paseo por el centro, Ghent es una ciudad muy agradable y llena de vida, me encanta.  No pude resistirme a comprar un regalo para Sergio: Una cabeza en la que estaba dibujada la teoría  “Phrenology”. En la tienda nos dieron unos pobrecitos sorpresas con frases y creo que la frase que me tocó fue realmente acertada para el día que era  “No cuentes los días, haz lo dias contar“. Una frase para tenerla siempre muy presente.

El restaurante tenia una terraza exterior muy bonita y tranquila. Enseguida nos atendieron y nos explicaron el menu del día.  Todos los platos eran exquisitos, estaban llenos de sabores originales y muy equilibrados. La cantidad también fue correcta. Disfrutamos muchísimo. El servicio estuvo muy atento y agradable. Después del postre me trajeron un pequeño cornete como regalo por mi cumpleaños, fue un bonito detalle.

Aquí os dejo unas fotos de nuestro menu. La experiencia fue de 10!

Los niños estaban en la escuela, así que pude disfrutar de un día con Sergio a solas…todo para mi! 🙂

Anuncios