Torrijas con helado de vainilla

“El nacionalismo se convierte en fascismo cuando te dicen que tu nación no es solo única, sino superior, que es más importante que ninguna otra cosa en el mundo”. Esto es lo que contestó Yuval Noah Harari ( historiador y escritor de libros como Sapiens) en el El Pais cuando le preguntaron  hasta que punto era peligroso la vuelta al nacionalismo?. Quería poner su frase aquí porque en mi opinión eso es lo que justamente está pensando en Catalunya. Los gobernantes han hecho creer a una parte del pueblo que son superiores a España y que por eso se merecen ser un país independiente. Que atractivo es que alguien te diga que eres mas guapo y mejor que el resto… por que no vas a creerle?  Y de un nacionalismo sano hemos pasado a un nacionalismo extremista que lucha por separarse en vez de cooperar con toda las sociedad para progresar… Que error mas grande! Ojalá que no sea demasiado tarde para rectificar.

Dejadme que os endulce un poco el día con unas fantásticas torrijas con helado de vainilla muy fáciles de hacer. Las torrijas son un postre que me apasiona: El pan, la leche y la canela son una apuesta segura :-). Receta de Olga Gallego, editora de RecetasGratis

Ingredientes

  • Pan brioche (250 g)
  • 1 rama de canela.
  • 1 limón (piel) o aroma de limon
  • 500 mililitros de nata líquida, crema de leche o leche.
  • 2 huevos.
  • 2 cucharadas soperas de azúcar blanco.
  • 1 pizca de azúcar moreno.
  • Aceite de girasol para freír.

Elaboración:

  1. Coloca la nata líquida o la leche en un cazo junto con la rama de canela, el azúcar blanco y la piel del limón y llévalos a ebullición. Cuando la mezcla empiece a hervir, apártala del fuego y deja que se infusione tapada hasta que se entibie.
  2. Corta el pan brioche para torrijas, 4 cm de ancho aproximadamente por torrija Colócalos en una bandeja con papel vegetal.
  3. Mete las torrijas de pan de brioche al horno con calor arriba y abajo en la parte central durante 1-2 minutos para que se endurezcan un poco y así absorban mejor el líquido.
  4. En una fuente, coloca los trozos de pan de brioche horneados y vierte por encima la mezcla infusionada colada. Déjalos unos 2 minutos y dáles la vuelta para que se empapen bien por ambos lados.
  5. Calienta una sartén con abundante aceite de girasol hasta que esté bien caliente. Al mismo tiempo, bate los huevos y reboza las torrijas con pan brioche bien escurridas.
  6. Fríe las torrijas caseras hasta dorarlas por ambos lados bien y resérvalas en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite
  7. LLegado este punto puedes decidir espolvorear azúcar por encima de las torrijas y quemar el azúcar con un soplete o no poner azúcar y poner un poco de canela. A mi personalmente no me gusta notar el azúcar encima de la torrija así que pongo canela, pero eso es muy personal. Si pones azúcar, hazlo justo antes de servir las torrijas.
  8. Coloca las torrijas caramelizadas en el plato donde las vayas a servir y acompáñalas de un helado de vainilla. La combinación es deliciosa

Que aproveche!

Anuncios